lunes, 17 de abril de 2017

La pascua de esta gente fue espeluznante







Paisajes que te harán tener ganas de recorrer el mundo







Los perros también saben arruinar fotos











La niñez en los 90







Celebridades, y sus hijos




Humor gritado







Aprende a diferenciar un "ataque de pánico" de un "ataque cardíaco"

Un ataque de pánico y un ataque al corazón tienen síntomas similares: dolor fuerte en el pecho, sudoración, picazón, problemas de respiración, náuseas. El hecho de que un ataque al corazón pueda provocar pánico todavía lo vuelve más confuso. Sin embargo, a pesar de los síntomas similares, puedes aprender a distinguir una cosa de la otra.
Si tú o alguno de tus seres queridos sufren de ataques de ansiedad, es importante saber diferenciarlos de un ataque cardíaco. Este artículo te dirá cómo hacerlo.

Cómo reconocer un ataque cardíaco
  • Las personas que han sufrido un ataque al corazón, describen el dolor como opresivo.
  • Por lo general, aparece en medio del pecho y se puede sentir en el brazo izquierdo y en la espalda.
  • El dolor también puede irradiar al cuello, muelas y mandíbula.
  • La intensidad del dolor puede variar.
  • Este estado dura por más de 5 minutos y no afecta la respiración.
  • La sensación de picazón muchas veces solo se siente en el brazo izquierdo. También se pueden presentar sudoración fría y pegajosa, náuseas e incluso vómito.
  • Las personas sienten miedo, el cual está enfocado en el dolor opresivo en el pecho y la posibilidad de morir por un paro cardíaco.
  • Por lo general, las personas no presentan una respiración agitada, menos los casos cuando el ataque al corazón provoca ataques de ansiedad.
  • Si tienes estos síntomas desde hace 5 minutos, ¡llama una ambulancia! Si no puedes hacerlo, pídele a alguien que te lleve a urgencias.
Cómo reconocer un ataque de ansiedad
  • A pesar de la creencia popular, el ataque de ansiedad puede aparecer en las situaciones más comunes.
  • Los síntomas de un ataque de ansiedad, por lo general, llegan a su culminación al cabo de 10 minutos.
  • El dolor se localiza en el área del pecho y viene en oleadas: aparece y se va.
  • El entumecimiento y la sensación punzante que se presentan a veces durante un ataque de ansiedad, no se limitan con el brazo izquierdo, también se pueden sentir en el brazo derecho, en las piernas y en los dedos.
  • En caso de un ataque de ansiedad, las personas sienten miedos irracionales, por ejemplo, el miedo a ahogarse o volverse loco.
  • Si no puedes entender si tienes un ataque al corazón o de ansiedad, acude de inmediato al médico. En cualquier caso, esperar no es la mejor opción en ambas situaciones. Si resulta que estás teniendo un ataque al corazón, no pedir ayuda médica puede terminar en la muerte. En caso de un ataque de ansiedad, no tener tratamiento puede agravar el problema y aumentar la frecuencia de los ataques. Una consulta médica a tiempo te ayudará a mejorar la calidad y la duración de tu vida.

¿Eres como Sherlock Holmes? 5 acertijos criminales

1

2

3

4

5

Soluciones:

Un bebé de 3 meses es señalado como "terrorista"

Un bebé de tres meses de edad ha sido citado por la Embajada de EE.UU. en Londres para una entrevista después de que su abuelo lo identificase erróneamente como un terrorista, mientras presentaba los documentos para un viaje, informa el diario británico 'The Guardian'.


Paul Kenyon, el abuelo de Harvey Kenyon-Cairns, marcó con 'sí' en vez de 'no' la pregunta del Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje (ESTA, por sus siglas en inglés), que rezaba: "¿Alguna vez ha estado o está ahora involucrado en espionaje o sabotaje, o en actividades terroristas, o genocidio?".

El épico error no solo ha provocado la negación del visado estadounidense al pequeño, sino que causó que la familia se viese obligada a viajar desde la localidad de Poynton a la capital británica. Ello duró cerca de 10 horas, lo que resultó más largo que el vuelo entre Manchester a Orlando planeado.

"No podía creer que ellos [los funcionarios de la Embajada] no vieran que fue un error genuino y que un bebé de tres meses no haría daño a nadie", ha lamentado el abuelo.

El descuido ha costado a la familia cerca de 3.000 libras esterlinas (más de 3.700 dólares), ya que el nuevo visado no se hizo a tiempo para el vuelo.





Para sentirte mejor busca una canción triste que te haga llorar

El acto de llorar es una de las mejores formas para liberar sentimientos reprimidos y puede mejorar tu estado de ánimo, según un nuevo estudio. Para conseguir esto, lo único que necesitas es una canción triste.


Publicado en Scientific Reports, el estudio indica que obligándote a llorar mientras escuchas una canción triste es un método efectivo para lograr un estado de calma y sentirte mucho mejor. Según los investigadores, Kazuma Mori y Makoto Iwanaga, los participantes del estudio reportaron que la experiencia de llorar mientras escuchaban estas canciones generaba sentimientos de tristeza, placer y calma.

Si alguna vez has llorado incontrolablemente en medio de una película, es probable que tengas una idea de cómo se sintieron las personas del estudio. Las emociones son reales, y aunque es difícil en el momento, cuando se acaba sientes como si una gran presión ha desaparecido.

Para que este método funcione, la clave es encontrar una canción que siempre te hace llorar. El estudio dice que las canciones que nos ponen la piel de gallina o que nos dan escalofríos no son adecuadas para esto porque generalmente las percibimos como felices y tristes. Necesitas una canción realmente triste para esto. Puedes hacer lo que hice yo, que es crear una playlist de canciones que me conmueven.

Si estás teniendo una semana difícil, desaparece por un momento, coge tus auriculares y escucha una canción triste. Piensa que todas esas lágrimas cayendo de tus ojos son lo equivalente a un “estornudo” emocional. Después de liberar todas tus emociones, te sentirás mucho mejor.



Cómo escapar de un coche que ha caído al agua

En muchas películas de acción vemos como el protagonista cae al agua con su vehículo. Si se trata de Bruce Willis o Chuck Norris es muy posible que salieran ilesos con un simple puñetazo al cristal. En la vida real la situación es algo distinta. Los primeros segundos son claves para salir con vida.


Lo explica Robert May, todo un veterano que lleva 21 años en los equipos de rescate subacuática de la policía de Indiana. May aclara, por si existía alguna duda, que debemos olvidarnos de llamar por teléfono a emergencias, el tiempo apremia.

En estos casos y una vez que el vehículo ha impactado con el agua, debemos movernos muy rápido. Un ejemplo de ello: si estamos en una minivan esta puede llegar a flotar durante 10 minutos antes de hundirse, pero las probabilidades de supervivencia son más altas si eres capaz de salir en los primeros 60 segundos. De hecho, en un estudio de inmersión de la Universidad de Manitoba tres pasajeros fueron capaces de salir con un bebé de mentira a través de una sola ventana (la que estaba al lado del conductor) en apenas 53 segundos.

Si estamos solos, lo primero de debemos hacer cuando el coche cae al agua es desabrocharnos el cinturón de seguridad, bajar la ventanilla y salir, idealmente y si podemos, sobre el techo del vehículo mientras decidimos el siguiente paso.

En el caso de que haya niños ellos deben ser los primeros en ser atendidos por razones obvias. En ese caso debemos desatarlos del asiento trasero, agarrarlos fuertemente y empujarlos hacia fuera de la ventanilla. Según May, las ventanas eléctricas de los vehículos deberían seguir funcionando después del impacto con el agua. Sin embargo y en el caso de que no sea así, deberíamos hacernos con una pequeña herramienta que pudiera romper el cristal, por ejemplo el espejo retrovisor que tenemos en el interior.

Es muy importante no tratar de abrir la puerta, en ese caso el agua inundará el interior en cuestión de segundos y el vehículo se hundirá rápidamente. Otro ejemplo: en un estudio anterior se ha demostrado que un autobús de 65 pasajeros es capaz de hundirse en tan sólo nueve segundos. Por esta razón las inmersiones de vehículos tienen una de las tasas de mortalidad más altas de cualquier tipo de incidente de un solo vehículo motorizado. Sólo en Estados Unidos este tipo de accidentes son responsables de unas 400 muertes al año.

May, quién ha escrito varios libros y guías sobre modos de actuación, ha llegado a lanzarse al agua en un coche para probar protocolos de escape. Gran parte de su carrera ha consistido en recuperar vehículos de los fondos de los ríos, lagos, embalses o carreteras inundadas. En muchos casos con sus ocupantes muertos.

Un último consejo del experto una vez hayamos conseguido salir del coche y estemos sobre el techo, “averigua si tiene sentido permanecer allí o nadar hacia la tierra seca”. Ahora sí y una vez en tierra firme, es el momento de pedir ayuda.