lunes, 3 de abril de 2017

Hasta el metal mas inútil se vuelve arte con una adecuada soldadura







Gente que acostumbra a hacer las cosas a su manera...







Maestros en arruinar fotos







¡No te atrevas a decir que el tatuaje no es un arte!







Lunes, descripciones gráficas...







Humor con ilusión óptica en 3D (pervertida)







Qué es la memoria virtual de Windows y cómo configurarla correctamente

La memoria virtual es una técnica utilizada por los sistemas operativos para acceder a una mayor cantidad de memoria de la físicamente disponible, recurriendo a soluciones de almacenamiento alternativas cuando se agota la memoria RAM instalada. En este artículo aprenderemos cómo funciona y qué debemos hacer para configurarla de manera óptima.


Como muchos lectores ya sabán, los ordenadores utilizan la memoria RAM para almacenar los archivos y datos que necesitan tanto el sistema operativo como el software que estemos ejecutando; su elevado rendimiento garantiza un funcionamiento óptimo pero, tarde o temprano, siempre termina por llenarse. Es en ese momento cuando Windows necesita recurrir a la memoria virtual.

Para la memoria virtual Windows crea un archivo en la unidad de almacenamiento que tengamos asignada, sea un disco duro tradicional o un SSD; el sistema operativo genera un archivo llamado pagefile.sys (puedes encontrarlo oculto en el directorio raíz de tu sistema) donde va almacenando los datos que no caben en la memoria RAM pero que son necesarios para el funcionamiento del PC.

Así, cuando trabajamos con aplicaciones muy exigentes (como los videojuegos, sin ir más lejos) o tenemos varias funcionando al mismo tiempo puedes notar como el sistema se ralentiza, especialmente si no estás sobrado de RAM. Es el ese momento cuando Windows está recurriendo al archivo de paginación y la memoria RAM se ha visto desbordada; se evitan los cuelgues y la inestabilidad, pero a cambio el rendimiento desciende considerablemente.

Llegados a este punto, es fácil concluir que cuanta más RAM tengamos en el equipo mucho mejor y notaremos más la diferencia cuanto más exigente sea el software que utilizamos. Aunque su precio ha bajado espectacularmente en los últimos años sigue siendo elevado, así que en la mayoría de escenarios es necesario recurrir a soluciones de memoria virtual.

Cómo configurar la memoria virtual en Windows 10
Por defecto, Windows 10 asigna una determinada cantidad de espacio de nuestro disco duro o SSD como memoria virtual, en función de la configuración de nuestro equipo y teniendo en cuenta parámetros como la capacidad de almacenamiento o la cantidad de RAM instalada.

En equipos con sistemas de 64 bits y más de 8 Gbytes de RAM la configuración por defecto es la adecuada para la mayoría de escenarios. Es posible que hayas leído artículos donde recomiendan diversas fórmulas basadas en multiplicar por algún factor la cantidad de RAM disponible para determinar el tamaño mínimo y máximo del archivo de paginación pero, desde mi punto de vista, esto no es necesario.

El sistema de asignación dinámica de Windows 10 funciona bastante bien y es capaz de modificar el tamaño del archivo en función de las necesidades de manera dinámica, evitando situaciones de inestabilidad o cuelgues inesperados en cuanto alguna aplicación se desborda en el consumo de RAM (por ejemplo, algunos navegadores). Así, mi recomendación para casi todos los lectores es no tocar nada. De lo único que deberías preocuparte es de mantener la unidad donde tengas el sistema operativo instalado (normalmente C:) con, al menos, un 15% de espacio libre.

La excepción a esta regla son los equipos antiguos, con menos de 2 Gbytes de RAM y que utilicen sistemas como Windows XP o Windows Vista. La razón es que, con el paso del tiempo, las aplicaciones que todos utilizamos se han convertido en auténticas devoradoras de RAM, incluso aquellas tan poco sospechosas como, de nuevo, los navegadores o una suite de ofimática. En ese contexto, si merece la pena asignar manualmente el tamaño mínimo de paginación a 1,5 veces la cantidad de RAM instalada y el máximo a unas 3 veces la cantidad de RAM o directamente 4 Gbytes, lo que antes suceda.


Al final de este texto verás cómo deteminar cual es el archivo de paginación perfecto para tu sistema pero no es en absoluto recomendable seguir recomendaciones generales o configuraciones que veas instaladas en equipos de familiares o amigos. Cada equipo tiene sus peculiaridades y no todos usamos el ordenador de la misma forma, así que a no ser que quieras perder un rato afinando tu sistema al máximo o tengas un equipo muy corto de recursos, lo más probable es que una configuración manual no te aporte grandes beneficios.

¿Debería desactivar la memoria virtual?
La respuesta corta es no. Aunque pienses que cuentas con memoria RAM más que suficiente para el uso que das al equipo hay aplicaciones que generan picos en el consumo de memoria y otras que, directamente, necesitan de un archivo de paginación para funcionar. Es posible que a corto plazo notes una mejora de rendimiento en algunos escenarios pero desde mi punto de vista la mejora no compensa la pérdida de estabilidad que puede ocasionar.

Si tienes una gran cantidad de RAM la intentará utilizar de manera óptima, así que tu mayor problema por dejar activo el archivo de paginación es el espacio de almacenamiento que consume (que, en equipos modernos, no debería ser grave). En condiciones normales, Windows 10 realiza una gestión de memoria muy eficiente y siempre ofrecerá la opción de memoria más rápida a las aplicaciones con el objetivo de ofrecer un rendimiento óptimo pero sin comprometer la estabilidad global del sistema en ningún caso.

En este punto es importante destacar que Windows no siempre puede detectar un error en la memoria virtual como tal. Así, es posible que los fallos aparezcan después de realizar los cambios y no seáis capaces de acharcarlos a una configuración errónea de la memoria virtual.

¿Cómo funciona un globo aerostático?

Un globo aerostático es una aeronave no propulsada que se sirve del principio de Arquímedes para volar.


Le llamamos globo porque recuerda al que los niños llevan atado de un cordel por encima de sus cabezas, al encerrar una masa de gas más ligero que el aire.

Le llamamos aerostático para hacer referencia a la aerostática, una rama de la mecánica que estudia los gases que no están en movimiento, en contraposición a la aerodinámica que hace lo propio con los gases que sí lo están.

Bueno, eso está muy bien. Pero ¿cómo funciona? ¿cómo maniobran los pilotos?

Ya adelantamos que gracias al principio de Arquímedes, gracias a la diferencia de densidad del aire del interior del globo con respecto al aire del exterior.

Efectivamente, unos quemadores calientan el aire del interior del globo, las moléculas se expanden y ello resulta en una menor densidad. Al ser menos denso, pesa menos que el aire exterior y por ello recibe una fuerza de empuje hacia arriba que hace ascender al globo.

De ahí su enorme tamaño, para que el empuje sea suficiente para elevar también el quemador, la barquilla y el pasaje.

El globo subirá y subirá hasta llegar a un punto en el que la densidad del aire del interior y del exterior del globo se igualen (a mayor altitud menor densidad del aire). En ese punto dejará de elevarse.

Para descender, la densidad del aire del interior del globo debe ser mayor que la del aire exterior, lo que se consigue dejando que el aire caliente se vaya enfriando.

Este manejo de las densidades es la tarea del piloto del globo que, gracias al quemador puede controlar la temperatura del aire de interior y así controlar la altitud de la aeronave.

Lo del desplazamiento es otra historia.

El globo se desplaza gracias a las corrientes de aire y, al variar la altitud, el piloto puede escoger la fuerza y dirección de la corriente, dentro de las posibilidades disponibles.

Por ello es muy importante estudiar las corrientes previamente al vuelo.




Sherpas, las personas que no necesita (mucho) oxígeno para vivir

Cuando se habla de ascensos al Everest o a cualquier otro pico del Himalaya siempre se nombra a los sherpas.
Pero… ¿qué es un sherpa?


¿Es un oficio, una especie de asesor local, un guía, un experto en escaladas…?

Bueno, puede ser todo eso y aún algo mas.

Los sherpas son un grupo étnico del Nepal que habita en las regiones montañosas del país. Y cuyo organismo se ha adaptado a las zonas montañosas del Himalaya.

Sabido es que a medida que se asciende, la concentración de oxígeno disminuye. En la cumbre de un ochomil los niveles de oxígeno que se corresponden a un tercio de la concentración de oxígeno al nivel del mar. Ello provoca que el cansancio sea extremo con cualquier esfuerzo y diversos trastornos relacionados con el bajo aporte de oxígeno al cerebro (lo que se conoce como el mal de altura) y que sea necesario el uso de botellas de oxígeno.

Pero el organismo de los sherpas puede funcionar con muy poco oxígeno, de manera que no necesitan aclimatación ni botellas de oxígeno para ascender a la cumbre.

¿Y cómo logran eso? ¿Cuál es su aclimatación especial?


La británica Denny Levett —experta en medicina en ambientes extremos— estudió el caso. Y descubrió que las mitocondrias de sus células son más eficientes.

Las mitocondrias son los orgánulos celulares encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular, actuando como centrales energéticas de la célula obteniendo energías a partir de la glucosa, ácidos grasos y aminoácido ingeridos.

Pues bien, las mitocondrias de los sherpas consumen menos oxígeno para generar idénticos niveles de energía. Y también cuentan con otras adaptaciones menores, como poseer unos vasos sanguíneos que se expanden mejor, facilitando así el transporte de oxígeno.

Pero eso no es todo. Estudiando su genoma se ha llegado a la conclusión de que los sherpas heredaron esa adaptación fisiológica a las grandes alturas de una especie de homínidos ya extinta denominada denisovanos que habitaron la región hace entre 30.000 y 40.000 años.

El estudio de restos del Homo denisoviensis hallado en las cuevas de Denísova, en los montes Altai en Siberia, indica la existencia de un ancestro común entre el homínido de Denísova, el Homo sapiens y el Homo neandertalis, que pudo vivir hace aproximadamente un millón de años.

El análisis del ADN mitocondrial indica que este homínido procede de una migración desde África distinta a la de la entrada de Homo sapiens en Europa, a la de los ancestros de los neandertales y distinta, asimismo, del éxodo temprano de Homo erectus.

Debido a la célebre importancia que tuvieron como guías y ayudantes en las expediciones en el Himalaya, la palabra sherpa se amplió a cualquier guía y ayudante en excursiones en el Himalaya aunque no fueran específicamente de esa etnia.

Lhakpa Tenzing, conocido como Apa Sherpa y Super-Sherpa, ha coronado 21 veces el Everest, siendo la última el 11 de mayo de 2011.

Tenzing Norgay acompañó a Edmund Hillary en la primera ascensión el 29 de mayo de 1953.



"Fulgurita" una roca muy curiosa

¿Qué es la fulgurita? ¿Eso que hay en la imagen? Así es, se trata de una roca, pero una roca muy particular.


No por su composición, simplemente lechatelierita (sílice vitrificada) sino por su origen: la formación de esta roca metamórfica se debe a la caída de un rayo en terrenos arenosos.

¿No te habías preguntado qué ocurría cuando caía un rayo en una playa, en un desierto o en cualquier terreno arenoso?


Pues aquí tienes la respuesta. La caída de un rayo sobre un terreno arenoso provoca la fusión de los granos de sílice, ya que la temperatura del rayo puede alcanzar los 4000 ºC. Estos solidifican vitrificados en forma de tubos de 2 a 50 mm de diámetro de formas retorcidas o ramificadas que nos recuerdan las raíces de un árbol.


Dependiendo de la composición de la arena presenta diferentes colores, pero su interior es comúnmente liso y su exterior áspero a tacto.

Las fulguritas se suelen encontrar en los desiertos de arena y en las dunas litorales, pero es complicado extraer una en su totalidad por la fragilidad del mineral fácilmente quebradizo. Así que es más fácil conseguir pequeños pedazos como los mostrados en las imágenes.




Alcatel muestra una genial innovación en sus teléfonos

Los smartphones habían terminado por volverse aburridos, con una obsesión por mejorar prestaciones técnicas como el procesador o la pantalla, pero con poca innovación a nivel general. Por suerte, en 2017 hemos conocido una novedad que no va a dejar a nadie indiferente. Hablamos, de la espectacular carcasa LED trasera lanzada por Alcatel en su último smartphone. Notificaciones, cambio de color y mucho más que contamos a continuación.


Los fabricantes de smartphones no pueden dejar de lado la innovación en un mercado algo saturado de opciones similares. Precisamente por eso, la opción de Alcatel de apostar por una carcasa trasera LED nos parece tan acertada. En concreto, hablamos del Alcatel A5 LED, el primer smartphone del mundo con este acabado trasera que vale para mucho más que para dejarnos con la boca abierta al verlo.

Una carcasa LED trasera como arma para triunfarDurante el pasado Mobile World Congress celebrado en la ciudad de Barcelona, Alcatel nos sorprendió con el lanzamiento del Alcatel A5 LED. Este modelo innova especialmente con su parte trasera. Gracias a los LED que incluye, podemos tener notificaciones visuales o carcasas que cambian según nuestros gustos y preferencias.


La experiencia de personalización de este terminal ofrece infinitas posibilidades. Los diferentes patrones que puede mostrar nos sirven para notificarnos de forma sencilla y visual que tenemos una llamada entrante, mensajes, alarmas o interacciones en redes sociales. Usando la función Color Catcher, podemos crear patrones únicos en la carcasa trasera y temas personalizados para ser únicos cada día. Finalmente, podemos “iluminar” nuestra música con efectos de luz mientras la reproducimos.

Mucho más que una carcasa LED

Pero su espectacular exterior no debe distraernos del potencial que tiene el terminal. Tenemos una gran pantalla de alta resolución con un tamaño de 5,2 pulgadas que ofrece la tecnología IPS para un mejor rendimiento. En su interior se esconde un procesador MediaTek de ocho núcleos compatible con la arquitectura de 64 bits, la más moderna disponible. Esto se completa con 2GB de RAM para ejecutar el sistema y las aplicaciones sin ralentizaciones.

La coa no termina ahí ya que tenemos compatibilidad con redes 4G y conexión WiFi y Bluetooth. La memoria interna es de 16GB, ampliables mediante la ranura incluida para tarjetas microSD. A nivel de batería, contamos con 2.800 mAh para asegurar una correcta autonomía.

Finalmente, recalcar que la cámara principal es de 8 megapíxeles con flash dual tone que mejora los resultados con poca luz. Con respecto a la cámara para selfies, es de 5 megapíxeles y un flash para las mejores capturas. El precio del terminal es de 199 euros, una gran opción con la que diferenciarnos y conseguir algo realmente innovador.